Milrecetas

deliciosas recetas de comida

Albóndigas de lentejas y remolacha con salsa de calabaza

0.0/5 Rating (0 votos)

Las albóndigas son un modo agradable y fácil de consumir la carne. Su textura blanda hace que sean fáciles de comer para quienes tienen problemas para masticar y para quienes están inapetentes.

Albóndigas de lentejas y remolacha con salsa de calabaza

Ingredientes

  • 400 gramos de lentejas cocidos en conserva.
  • 50 gramos de remolacha en conserva.
  • 1 huevo.
  • 0.5 decilitro de leche
  • 1 diente de ajo.
  • Pan rallado.
  • Lentejas para rebozar.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal. Salsa de calabaza:
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1 zanahoria.
  • 200 gramos de calabaza limpia.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cucharada de harina.
  • 6 cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal.

Pasos

  1. Escurrimos, deslavamos y volvemos a escurrir las lentejas de la conserva.

  2. En un recipiente amplio mezclamos los huevos, la remolacha escurrida de la conserva, la leche, un diente de ajo y un poco de sal. Trituramos todos los ingredientes con la batidora eléctrica hasta que se forme una pasta.

  3. Añadimos a la pasta, lentamente, el pan rallado hasta conseguir una masa que sea manejable y con la que podamos hacer las albóndigas.

  4. Hacemos bolitas no muy grandes y las rebozamos en un plato con las lentejas reservadas.

  5. Untamos ligeramente, con aceite de oliva, las albóndigas y las lentejas. Después las asamos en el horno durante 5 minutos a 250º C.

  6. Acompañamos el preparado de la salsa de calabaza.

  7. Salsa de calabaza:

  8. Con un poco de aceite en una cazuela baja, sofreímos la cebolla cortada en tiras, el diente de ajo, la zanahoria pelada y cortada en rodajas y, por último, la calabaza en rodajas.

  9. Una vez sofrita la verdura, añadimos una cucharada de harina y sofreímos de nuevo. A continuación se vierten dos vasos de agua y se deja que la mezcla cueza por espacio de 5 minutos.

  10. La salsa resultante se pasa por el pasapurés.

Siguenos